Laura ha notado que Blacky, su perro, está cada día más grande y ya no cabe en su vieja casita. Como le encanta jugar con él, ha decidido que es necesario comprar una nueva y arreglar su jardín para pasar más tiempo juntos.

Los colores elegidos para el proyecto reflejan la personalidad de ambos, alegre y activa, por lo que se eligen tonos cálidos y vivos.

Ambientes

En el diseño del proyecto se establecieron diferentes zonas de acuerdo a las actividades a realizar en cada una de ellas.

La principal zona es donde se ubica la casa de perro, este espacio se encuentra elevado del nivel del suelo y desde allí Blacky puede vigilar todo el jardín. La casa para perro de Verdeaqua tiene la particularidad de estar diseñada para ser una banca, de tal manera que Laura y su perro pueden pasar tiempo descansando juntos. Además para ayudar a mantener el orden cuenta con espacios para el almacenamiento del alimento, bolas y otros juguetes.

Entre las zonas restantes destaca un espacio central enzacatado para jugar en el exterior. También se puede encontrar una zona destinada para marcar territorio en la parte más alejada del jardín. El último espacio que fue diseñado para esta propuesta, consiste en una fuente para los días de baño. De esta manera en un espacio de 20m2 contamos con diferentes ambientes para responder a todas las necesidades de  Laura y Blacky.

Metros cuadrados de intervensión: 20 m2